viernes, 9 de agosto de 2013

INTRODUCCIÓN

Esta historia comenzará dentro de muchos años más. Me han enviado a contártela desde el futuro para que estés preparado o preparada y puedas prevenir a otros niños como tu de las consecuencias de "jugar" a ser dioses, creando seres a partir de especies ya existentes en este planeta. Lo que los adultos llaman "manipulación genética".

Todo comenzó el año 2025, en un laboratorio oculto en las montañas del sur de Chile, en donde todo sucedía tras un frondoso bosque de araucarias y pinos ancestrales, pocas veces pisados por el hombre y donde habían inventado la leyenda de los lobos gigantes que se comían a la gente sólo para espantar a los curiosos que querían internarse en aquel bosque a explorar.

Efectivamente en aquel bosque existían lobos, pero eran de una raza muy especial.

Pocos años ántes, los científicos habían secuestrado desde sus madrigueras a varias especies animales y comenzaron a ralizar experimentos secretos.

Sólo una raza les comenzó a dar los resultados que esperaban. La de los zorros de Darwin.


Comenzaron haciendo mezclas con las razas de lobos americanos; los más grandes y fieros, logrando crear sólo una pareja de macho y hembra a la que bautizaron: LOBOS ANTÁRTICOS.

Estos "animales" serían los encargados de encontrar en el territorio antártico yacimientos de minerales escenciales para el desarrollo de la vida humana, que por aquellos remotos años se estaba agotando de manera alarmante.

Además de ser feroces y contar con características que los protegieran de los frios intensos de aquellos parajes, debían tener la inteligencia de los seres humanos, caminar erguidos, razonar, pero por sobre todo, debían acatar las órdenes e instrucciones que sus "creadores" les darían para cumplir exitosamente su misión.


(1° publicación; 23/03/2009)

3 comentarios:

Diego dijo...

buen blog
adios

Diego dijo...

hola me vuelvo a psar
sigue asi
vuelve a psar
adios

transgénicoamor* dijo...

¡¡Caray que interesante suenan estos "animales!!
Suena muy bien esta historia, aunque el día de hoy no me siento listo para leerla...
¡¡Pero que tal un fin de semana de lectura!!
Hasta entonces

- тяαηѕgéηιcoαмoя*

Se ha producido un error en este gadget.